Existe un tiempo y un momento para todo bajo el cielo...

    Soy Gabriela y soy, a su vez, mamá, hija, hermana, amiga, compañera...

     

    Hace 9 años tuve mi primer contacto con un cambio de dieta. A Alina se le diagnosticó celiaquía y sin alternativas comencé a cocinar sin gluten, a comprar mirando detenidamente los ingredientes de cada producto, a cuidar la contaminación de los alimentos.

     

    Un nuevo camino sin retorno, que se profundizó hace 3 años cuando Inés es diagnosticada como diabética tipo I. Además de libre de gluten, ahora debe ser libre de azúcar agregada y con conteo de carbohidratos.

    La vida me proponía una nueva relación con la cocina, con los alimentos y las bebidas. La vida me ofrecía una nuevo camino sin retorno. Incorporé Pilates a mi rutina y junto a Laura, mi instructora, conocí el proceso de alcalinización de la sangre.

    Ya nada fue igual; "contagié" a compañerxs, amigxs, familia y entre todxs, sin saberlo, me impulsaron a crear este pequeño espacio, para que llegue a más personas; que colabore con una vida mejor...como un instrumento de paz.