• Gabriela

Dulce y Picante: la cebolla blanca


La cebolla blanca es uno de los más poderosos cardioprotectores que existen en la naturaleza, pues contiene alinasa (enzima) colabora en reducir los niveles de colesterol "malo"; además de su tradicional efectividad (al igual que las otras cebollas) contra la gripe, tos, bronquitis y congestiones, posee un efecto antiinflamatorio y antioxidante.

Su sabor es más suave que la cebolla amarilla (la que tradicionalmente consumimos), por lo que es más agradable e ideal para comer cruda.

Los invito a probar su textura crujiente en ensaladas, también en pizzas o en sandwiches vegetarianos. Por supuesto que se agregan en cualquier cocción, en donde se torna más dulce.

Es importante su conservación en lugar oscuro, seco y fresco.

#cebollablanca

Contacto