APPETIZING
    ADVENTURES
    -
    COOKBOOK

    Un año!

    November 11, 2018

     

    "Su tiempo el nacer, y su tiempo el morir; su tiempo el plantar, y su tiempo el arrancar lo plantado. Su tiempo el matar, y su tiempo el sanar; su tiempo el destruir, y su tiempo el edificar. Su tiempo el llorar, y su tiempo el reír; su tiempo el lamentarse, y su tiempo el danzar. Su tiempo el lanzar piedras, y su tiempo el recogerlas; su tiempo el abrazarse, y su tiempo el separarse. Su tiempo el buscar, y su tiempo el perder; su tiempo el guardar, y su tiempo el tirar. Su tiempo el rasgar, y su tiempo el coser; su tiempo el callar, y su tiempo el hablar. Su tiempo el amar, y su tiempo el odiar; su tiempo la guerra, y su tiempo la paz."

     Eclesiastés, 3

    Hoy es tiempo de celebrar, de sanar, de edificar, de abrazarse, de amar y un tiempo de paz; esta cocina lenta, creativa, inclusiva cumple un año.


    Recuerdo el primer impulso en un salón de clase, intentando con poco conocimiento diseñar un blog, buscando herramientas que pudiera trabajarlas fácilmente, pero que me permitieran desplegar todo mi sentido de la estética, para que me representara. He aprendido, he construído...

     

    Ese primer impulso, en pocos meses, cayó. Crisis mediante, intenté mantener mi creatividad fulminada, sin mucho éxito. De todas formas, el círculo vicioso y destructivo fue cambiando su rodar y más temprano que tarde, he vuelto, crecida.

     

    En ese proceso, he conocido personas maravillosas, he vuelto a encontrar personas entrañables, me han apoyado incondicionales de la vida y personas con un don maravilloso de compasión y empatía. Tomé el timón de mi hogar, lo viré hacia otros rumbos, minimalicé sus espacios, lo alivié y le imprimí el sentido que me representa. Y así, volví a encender el horno, a usar mis ollas, mis cucharones, a tener una nueva parrilla...

     

    Como la vida misma, todo tiene su momento, y cada cosa su tiempo bajo el cielo y así, sigo apostando a este instrumento de paz.

     

    Quiero agradecer a Amelia en nombre de todas las personas maravillosas que he conocido; a Sylvia en nombre de todas las personas entrañables que he vuelto a encontrar; a mis padres, a Inés, Alina y Felipe, en nombre de mis incondicionales de la vida y a Laura, mi instructora de Pilates en nombre de esas personas con un don maravilloso de compasión y empatía.

     

    Paz y Bien, Gabriela.

    Please reload

    Post recientes

    November 11, 2018

    Please reload

    Archivo
    Please reload

    Tags